Bienvenido
a Cobralia

¿Tienes alguna duda?

Ponemos toda nuestra experiencia para entender y resolver su situación.

Cobralia se pone en contacto con usted, a través de llamada, carta, sms o email a requerimiento de entidades financieras, bancos, fondos de inversión o cualquier otro tipo de empresa, como asesoría jurídica o servicio de recuperación en nombre de éstas, para ayudarle, bien porque disponga de un saldo pendiente en cuenta o un requerimiento de pago no satisfecho.
Los datos de contacto son facilitados por las entidades acreedoras con las que tenemos acuerdos de colaboración y para las cuales trabajamos, a través de la cesión del expediente a gestionar. Sólo se traspasan datos vinculados con el expediente en gestión y siempre bajo el cumplimiento de la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos).
El pago de la deuda la puede realizar a través de los siguientes medios:
  • Pasarela de pagos. Pincha aquí, a través de TPV.
  • Devolviéndonos llamada al número de teléfono 911 967 404, o al teléfono que tenga en la comunicación recibida (sms, carta, email…) dónde uno de nuestros agentes podrá ayudarte.
  • Te devolvemos la llamada. Pincha aquí.
Una vez realizado el pago de la deuda, recepción del cobro por parte del banco o entidad financiera, debe dirigirse a ésta para solicitarle un justificante de cancelación de deuda.
Si la gestión de la deuda pendiente pertenece ya a un fondo de inversión, nosotros le facilitaremos el justificante de cancelación de deuda.
Ante este tipo de situación lo más importante es contactarnos para que podamos ayudarle; si no puede realizar el pago ahora es posible que podamos llegar a algún acuerdo a partir del cual se puedan fraccionar los pagos, refinanciar importes pendientes u ofrecer alguna otra solución. Nuestra convicción es firme: ser parte de la solución y proponer alternativas. Trabajaremos conforme a su situación en cada momento.
Si la deuda no es gestionada a tiempo, el o los titulares de la deuda podrán ser incluidos en ficheros de morosidad, tanto persona física como entidad jurídica, conforme a la legislación actualmente en vigor, que podría conllevar la dificultad o imposibilidad de apertura de nuevos préstamos, cesión de tarjetas, financiaciones...
Por otro lado, una vez negada la gestión amistosa, se pueden iniciar acciones judiciales contra el o los titulares de la deuda, así como el o los avalistas.
Quince días, aproximados, después de haber satisfecho el importe adeudado, la ley establece que se ha de sacar al interviniente de dichos listados. Esta consulta se puede realizar a través de la propia entidad, realizando una consulta a ASNEF/ Equifax, Bureau Veritas,…, o bien a través del servicio público de consumo.